LA INSTITUCIÓN

¿Quiénes somos?

El Centro Educativo Particular Mixto Cristo Salvador fue fundado por el Hermano Francesco Lafronza Placido (Padre Felipe) en el año 1966, guiado por el espíritu de Dios y un gran deseo de educar a los hijos de la comunidad parroquial de la urbanización Chama; Cristo Salvador fue creado con el objetivo de brindar una educación integral de excelencia académica basada en el enfoque humanista cristiano, en la vivencia de valores y de la evangelización.

El único local donde iniciaron sus clases los 24 alumnos, entre niños y niñas, era el pequeño salón del despacho parroquial, destinado a las reuniones comunitarias. Con ardua dedicación, Cristo Salvador fue creciendo año tras año, llegando en 1997 a brindar el servicio educativo en los tres niveles de la educación básica regular.

Hoy con 54 años de vida institucional, reafirmamos nuestro compromiso de brindar una educación integral, centrada en la persona, enfatizando la formación Cristiana y el desarrollo de las diferentes competencias en nuestros estudiantes.

Es nuestro objetivo “Educar para la vida” y en ese caminar vamos dando grandes pasos; es decir, brindamos una educación integral, mediante el desarrollo armónico de todos los valores humanos y cristianos; una educación desarrollada a través del enfoque pedagógico socio-cognitivo, humanista y cristiano. ¡Paz y Bien!

null

MISIÓN

Somos un colegio católico de carisma franciscano, brindamos una educación humanista cristiana centrada en el desarrollo de las capacidades y valores de nuestros alumnos, en un ambiente en el que se reconoce, valora y potencia sus características individuales a través del rol mediador del docente.

Formamos a nuestros alumnos en el espíritu creativo, solidario y crítico, comprometiéndolos con la valoración de la diversidad y la cultura de paz, para la transformación y bienestar de la sociedad como proyección de la espiritualidad franciscana.

null

VISIÓN

En el año 2018, el CEP CRISTO SALVADOR es reconocido como colegio católico de carisma franciscano, que evoluciona y se mantiene a la vanguardia de los nuevos paradigmas y enfoques educativos, como producto del compromiso y aporte creativo de sus educadores, formando en excelencia académica y grandeza de espíritu a sus alumnos, en un ambiente de tolerancia y respeto mutuo; involucrando en su misión educativa a los padres de familia como primeros educadores de sus hijos y a los alumnos como protagonistas de su formación integral, quienes a imitación de Francisco se proyectan al mundo con capacidad transformadora y compromiso social.